LA CRISIS EXIGE RESPUESTAS CLARAS

Cinco preguntas fundamentales para los candidatos presidenciales

Las redes sociales, ese curioso y caótico conglomerado de medios informales, donde todos somos emisores  y receptores, un enjambre que vuela sin rumbo definido, está saturado de expresiones superficiales, absurdas y ridículas de varios candidatos que parecen vivir una realidad paralela.

Uno busca el voto millennial vistiéndose de travesti para ser popular en TikTok.

Otro afirma que impulsará el turismo interno con jóvenes que “aunque se contagien ( el CoronaVirus ) no importa”. ( Claro, hasta que lleguen a casa, contagien y pongan en riesgo la vida de sus padres y abuelos). También hace alquimia minera, proponiendo solucionar la economía extrayendo el oro de los celulares(¡).

Un tercero dice que el primer día se emborrachará en Carondelet para celebrar.

¡Parecería que ellos hacen sus propios memes!

Esto pasa mientras el Ecuador atraviesa la peor crisis de la tenemos memoria.

Veamos unos datos:

45% de pobreza multidimensional. La mitad de los ecuatorianos no llegan a fin de mes.

El desempleo y subempleo llegan al 70%: solo tres  de cada diez  ecuatorianos tienen empleo digno.

La situación fiscal es “catastrófica” ( ¡no catastral!):

El nuevo gobierno hereda una deuda impagable: deberá pagar $ 40.000 millones en los próximos cuatro años. 10.000 “palos verdes” anuales.

El estado  debe 10.000 millones al IESS, que está virtualmente quebrado y requiere una reforma urgente.El PIB se contrajo 13% en el 2020, las recaudaciones del SRI 20%. La inversión extranjera directa es del 0,7% del PIB ( Colombia y Perú, alrededor del 5% ).

Riesgo país, balanza comercial, etc., etc.

Todo esto en un contexto  internacional también muy difícil.

Me permito, como simple ciudadano con algo de sentido común y mucho amor por mi país, formular cinco preguntas a estos respetables señores, para que piensan, googleen, consulten en el “rincón del vago” y nos digan:

¿Cómo van a hacer para combatir la pobreza en la que vive el 45% de la población, es decir, casi ocho millones de  ecuatorianos?

¿Cómo van a lograr que vuelvan a la escuela los miles de niños que ahora mendigan en las calles de nuestra ciudades?

 ¿Cómo piensan salvar a un IESS quebrado,  insostenible?

 ¿Cómo van a combatir la marginación y desigualdad que condena a miles de niños y jóvenes a un futuro de miseria?

¿Cómo van a solucionar esos graves problemas sí heredan un país que solo en el 2021 necesita 10.000 millones para pago de intereses y capital, sin contar los más de 10.000 millones de cuentas por pagar a proveedores, gobiernos locales y otros que Moreno deja como “mesa servida”?

Serán capaces, en las tres semanas  que quedan hasta la elección, de mostrarnos que entienden la situación, que les duele el Ecuador,  que tienen vocación, ideas y equipos para sacarnos de este hoyo negro en el que estamos?

 

Add Your Comment